Riesgos del Sistema Financiero Mexicano que podrían considerar las uniones de crédito...

Los primeros años del nuevo gobierno

Autor: Enrique F. Barrera Betancourt / Abogado.


Después de las pasadas elecciones presidenciales en México, de las que mucho se ha hablado y escrito y ante una serie de acontecimientos a nivel nacional e internacional de los que todos hemos sido testigos que influyen directamente en la economía nacional, tales como (i) el resultado de las negociaciones del NAFTA (1), (ii) la actitud y discurso del Presidente Electo frente a las instituciones del Estado, (iii) los desequilibrios que atraviesan los contrapesos del poder en México, (iv) la basta regulación que debe enfrentar el sistema financiero mexicano y (v) la llamada RegTech y SupTech (2), vale la pena detenerse un momento a pensar en las razones que han originado los acontecimientos y, en su caso, las consecuencias de los hechos, para saber ¿cómo afectarán el rumbo del sector financiero en su conjunto, particularmente para los intermediarios financieros no bancarios como las uniones de crédito cuya cartera crediticia comercial al cierre de junio de 2018 se ubica en $50,904 millones de pesos y presenta un muy aceptable ritmo de crecimiento para las PYMES?. (3)



Sumado a lo expuesto y de acuerdo al Reporte sobre el Sistema Financiero emitido por el Banco de México en octubre de 2018, se aprecian diversas condiciones macrofinancieras que tienen que ver con la divergencia en el ritmo de crecimiento entre las principales economías avanzadas, la volatilidad en los mercados financieros internacionales y un menor apetito por riesgo en un contexto de recrudecimiento de las tensiones comerciales a nivel global, la continuidad en el retiro del estímulo monetario en EUA, la relación trilateral EUA, Canadá y México y el proceso electoral en nuestro país.(4)


Es sabido por todos que la expectativa de crecimiento de la economía mexicana por el Fondo Monetario Internacional es a la baja, en tanto que la de nuestros socios comerciales va a aumentar por su ritmo de expansión, esto incrementaría la tasa de interés en EUA presionando la inflación en México, el tipo de cambio y el índice de volatilidad de nuestra moneda.


Es de todos conocido que el sistema financiero mexicano se encuentra debidamente capitalizado y presenta solidez financiera, así lo ha expuesto en innumerables foros el Secretario de Hacienda y Crédito Público y se muestra en los índices de capitalización donde las uniones de crédito no son la excepción, presentando niveles muy por encima del mínimo regulatorio, según las cifras del último comunicado de prensa de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.


No obstante, las uniones de crédito descansan más del 70% de su fondeo en los préstamos de socios y el resto prácticamente en los fideicomisos de fomento y banca de desarrollo, por lo que deben prestar atención a los efectos que eventualmente pudieran incidir en el comportamiento del portafolio de sus fondeadores.


Para el sector empresarial mexicano cuyo financiamiento está otorgado en 2/3 partes por la Banca Comercial y la Banca de Desarrollo, en tanto que un 30% del financiamiento proviene de fuentes entre ellas las uniones de crédito, durante 2018 el saldo promedio de los créditos a las empresas aumentó, en tanto que la morosidad de la cartera se mantiene en niveles bajos de 3.00%, 0.28 puntos porcentuales mayor que el observado en junio de 2017.(5)



Este panorama mundial contrastado con las decisiones que enfrentará México tomadas con la consabida actitud de su próximo presidente, donde más pareciera que impera la descalificación, señalamientos sin pruebas fehacientes, ausencia de legalidad y desprecio al Estado envuelto de tragicomedia, debe servirnos de referente para visualizar que, de actualizarse la hipótesis de mayores medidas proteccionistas, mayores tasas de interés en EUA, un dólar mucho más fuerte y menor crecimiento en México, la enorme posibilidad de enfrentar nuevamente una crisis en el país; el Banco de México tiene claro que los riesgos del sistema financiero mexicano en su conjunto son:


1. Aumento del riesgo de crédito,

2. Deterioro de los índices de morosidad,

3. Mayores primas de riesgo, como el soberano e inflacionario, y sus efectos sobre las condiciones de crédito,

4. Reducción/contracción del financiamiento a la economía,

5. Afectaciones sobre los riesgos de mercado, crédito y liquidez,

6. Escasa liquidez en los mercados de renta fija o cambiario y afectación de su operatividad

7. Reducción/contracción del financiamiento a la economía.


Aunado a lo anterior, no es para menospreciar que, con los anuncios formulados por el equipo de asesores del próximo presidente de México, la incertidumbre de continuar con la obra pública del aeropuerto de Texcoco generó que las evaluaciones de las agencias calificadoras que son tomadas en cuenta por una amplia gama de inversionistas disminuyeron su confianza en la estabilidad económica de México, aun considerando los sólidos fundamentos macroeconómicos que todavía mantiene el país.


Advierto que hay signos externos que han señalado algunos riesgos que pudieran incidir negativamente sobre la perspectiva de riesgo crediticio para México, la incertidumbre es la madre de la desconfianza, principal enemigo de los mercados y la economía en su conjunto que, durante décadas, le ha hecho daño a México.


La mejor manera de contrarrestar la incertidumbre que proyecta México a los mercados de los inversionistas, generar confianza y adelantarse a las consecuencias de los actos de gobierno que pudieran afectar el crecimiento económico, será confiar en que las autoridades reguladoras y supervisoras de México echen mano de las herramientas que tienen para mitigar los riesgos advertidos, …herramientas tales como requerir mayores niveles de capital, limitar el apalancamiento, exigir adecuada gestión del riesgo de crédito principalmente, vigilar el aumento desmedido del financiamiento empresarial e individual, mejorar los regímenes de resoluciones de intermediarios financieros, concientizar a la Alta Dirección de los intermediarios financieros regulados que es indispensable obligarlos a respetar los códigos de ética de las instituciones, utilizar sanas prácticas bancarias, cuidar los riesgos de las operaciones relacionadas.


Para las Uniones de Crédito la mejor manera de disminuir estos riesgos es cuidar el crecimiento desmedido de la cartera, administrar mejor sus riesgos, mantenerse adecuadamente apalancadas, prevenir fraudes, ajustarse más a las sanas prácticas bancarias, procurar la ciberseguridad (6), respetar los trabajos de sus auditores externos independientes y mejorar su control interno. Como en otras épocas, sobrevivirá quien logre adaptarse a las nuevas circunstancias del país y encuentre oportunidades en la época de crisis, épocas donde la historia ha probado que se generan las grandes fortunas.


Las Uniones de Crédito, principalmente aquellas que componen grupos económicos donde operan con sociedades financieras de objeto múltiple, arrendadoras o cualquier otro tipo de figura deben de implantar un adecuado gobierno corporativo y procurar extender los controles y regulación micro-prudencial de la Unión a todas las entidades del grupo económico, cuando existe una clara vinculación, solo así podrán controlar un poco más los riesgos a que están expuestos y evitar los contagios.


Aquellas uniones de crédito vinculadas con sociedades financieras de objeto múltiple (SOFOM) pueden aprovechar el modelo de negocio de la SOFOM y crear nuevos productos ampliando la oferta crediticia del grupo y mejor respaldados, muchas de estas SOFOMES operan productos de nómina y pueden ahora echar mano del apoyo regulatorio que el Banco Central ha permito en la Circular 15/2018 publicada el pasado 29 de octubre de 2018, en el Diario Oficial de la Federación, mediante la cual permite considerar la cuenta de nómina como fuente de pago y garantía de créditos que la persona tenga con una o varias instituciones.


Con la nueva regulación aplicable a las Instituciones Financieras de Tecnología las uniones tienen la facultad de invertir en el capital social de este tipo de empresas y aunque puede traer beneficios a las uniones de crédito lo cierto es que deben asegurarse de contar con estructuras de gobierno y procesos de administración de riesgos efectivos para identificar, administrar y monitorear los riesgos asociados con el uso de tecnologías que faciliten las operaciones y la aparición de nuevos modelos de negocios y nuevos participantes en el sistema originados por los desarrollos de tecnología financiera.

Estas estructuras y procesos deben incluir procesos sólidos de planificación estratégica y comercial que les permitan adaptar los planes de ingresos y rentabilidad en vista del impacto potencial de las nuevas tecnologías y los participantes del mercado.


Para los supervisores, los nuevos funcionarios deberán atender: (i) la aprobación de nuevos productos y los procesos de gestión de riesgos para abordar adecuadamente los cambios no solo en la tecnología, sino también en los procesos de negocios; (ii) la implementación de los Principios del Comité de Basilea para la gestión racional del riesgo operacional (PSMOR) con la debida consideración a los desarrollos de fintech; y (iii) el monitoreo y la revisión del cumplimiento de los requisitos reglamentarios aplicables, incluidos los relacionados con la protección del consumidor, la protección de datos y la prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo cuando ofrezcan nuevos productos, servicios o canales.(7)


Como parte de su salida de la Comunidad Económica Europea, recientemente el Reino Unido está en arreglos con el gobierno de México para participar en un programa entre países que permita a México aprovechar la gran experiencia que tiene dicho país en los temas de tecnologías aplicadas a los productos financieros para todos los intermediarios.


No obstante para garantizar la seguridad jurídica de todo lo anterior y que el país mantenga al menos una esperanza de crecimiento será esencial que los contrapesos al poder del próximo presidente de México no se eliminen, ahora más que nunca se requiere fortaleza e independencia en el Poder Judicial para lograr el equilibrio indispensable para evitar el abuso de poder, si a nivel nacional no se lograse, seguramente muchos particulares acudirán a las cortes internacionales a defender sus intereses con base en los tratados internacionales suscritos por México, único medio legal con el que podremos mantener la esperanza.


En palabras de Robert J. Barro, la nueva administración gubernamental que se avecina en México deberá entender que: “Los derechos de propiedad y las instituciones legales que fomenten el Estado de Derecho son determinantes clave del crecimiento económico.”(8)



(1) NAFTA o TLC, acrónimos en inglés y español de la denominación original que recibe el acuerdo trilateral comercial entre México, EUA y Canadá.


(2) RegTech y SupTech, consideradas como las disposiciones de carácter general que deberán observar las nuevas instituciones financieras de tecnología en contraposición con la supervisión, inspección y vigilancia basada también en tecnología de vanguardia que deberá seguir la autoridad para que sus revisiones sean mucho más efectivas y oportunas, que incidirán directamente en los sistemas informáticos de las entidades financieras.


(3) Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores al cierre de junio de 2018, contenidas en su comunicado de prensa.


(4) www.banxico.org


(5) Op. cit.- CNBV cifras a junio 2018


(6) The age of big data translates to even bigger risk for businesses of all sizes, but middle market companies are particularly vulnerable. While widely reported hacks of large corporations such as Equifax and Uber made headlines in 2017, lesser known was the multitude of breaches into midsize businesses, which are increasingly landing in the crosshairs of cybercriminals. Compared to just three years ago, significantly more middle market companies (13 percent versus 5 percent) contend they experienced data breaches, according to the RSM US Middle Market Business Index. Bigger middle market businesses, with enough scale to attract cybercriminals but typically lacking the defensive resources of their large-cap rivals, have become attractive targets, according to the data from the responses of some 400 middle market executives. From ransomware attacks and identity theft to intellectual property risks and privacy concerns associated with the increased use of digital currency, the security of electronic information is set to remain among the biggest challenges facing companies in the 21st century. RSM US MIDDLE MARKET CYBERSECURITY SPECIAL REPORTQ1 2018


(7) Basel Committee on Banking Supervision, Consultative Document, Sound Practices: Implications of fintech developments for banks and bank supervisors. www.bis.org


(8) Robert J. Barro.- Robert Barro. (1996), Determinants of economic growth: a cross-country empirical study. NBER: Cambridge MA

® 2018  Todos los derechos reservados TMSourcing.